miércoles, 24 de diciembre de 2014

Decálogo Navideño

Navidad es época de intercambio de regalos. Pero sobre todo es época y oportunidad de humanizarse, hermanarse y agrandarse como persona pues el mismo Dios se hace hombre

DECÁLOGO NAVIDEÑO
Si tienes tristeza, ¡Alégrate!
La Navidad es GOZO
Si tienes enemigos, ¡Reconcíliate!
La Navidad es PAZ
Si tienes amigos, ¡Búscalos!
La Navidad es ENCUENTRO
Si tienes pobres a tu lado, ¡Ayúdalos!
La Navidad es DON
Si tienes orgullosa soberbia, ¡Sepúltala!
La Navidad es HUMILDAD
Si tienes deudas, ¡Págalas!
La Navidad es JUSTICIA
Si tienes maldad y pecado, ¡Arrepiéntete y cambia!
La Navidad es CONVERSIÓN Y GRACIA
Si tienes tinieblas, ¡Enciende tu farol!
La Navidad es LUZ
Si tienes errores, ¡Reflexiona!
La Navidad es VERDAD
Si tienes resentimientos, ¡Olvídalos!
La Navidad es AMOR
 

Biografía de Jesús

Jesús o Jesucristo

(Jesús o Cristo; Belén, h. 6 a. C. - Jerusalén, h. 30 d. C.) Predicador judío fundador de la religión cristiana, a quien sus seguidores consideran el hijo de Dios. El nombre de Cristo significa en griego «el ungido» y viene a ser un título equivalente al de Mesías.
La vida de Jesús está narrada en los Evangelios redactados por algunos de los primeros cristianos. Jesús nació en una familia pobre de Nazaret, hijo de José y de María. Aunque la civilización cristiana ha impuesto la cuenta de los años a partir del supuesto momento de su nacimiento (con el que daría comienzo el año primero de nuestra era), se sabe que en realidad nació un poco antes, pues fue en tiempos del rey Herodes, que murió en el año 4 a.C.
Fueron precisamente las persecuciones de Herodes las que llevaron a la familia, después de la circuncisión de Jesús, a refugiarse temporalmente en Egipto. El relato evangélico rodea el nacimiento de Jesús de una serie de prodigios que forman parte de la fe cristiana, como la genealogía que le hace descender del rey David, la virginidad de María, la anunciación del acontecimiento por un ángel y la adoración del recién nacido por los pastores y por unos astrónomos de Oriente. Por lo demás, la infancia de Jesucristo transcurrió con normalidad en Nazaret, donde su padre trabajaba de carpintero.

El Bautismo de Jesús, de Guido Reni
Hacia los treinta años inició Jesucristo su breve actividad pública incorporándose a las predicaciones de su primo, Juan el Bautista. Tras escuchar sus sermones, Jesús se hizo bautizar en el río Jordán, momento en que Juan le señaló como encarnación del Mesías prometido por Dios a Abraham. Juan fue pronto detenido y ejecutado por Herodes Antipas, lanzándose Jesucristo a continuar su predicación.
Se dirigió fundamentalmente a las masas populares, entre las cuales reclutó un grupo de fieles adeptos (los doce apóstoles), con los que recorrió Palestina. Predicaba una revisión de la religión judía basada en el amor al prójimo, el desprendimiento de los bienes materiales, el perdón y la esperanza de vida eterna.
Su enseñanza sencilla y poética, salpicada de parábolas y anunciando un futuro de salvación para los humildes, halló un cierto eco entre los pobres. Su popularidad se acrecentó cuando corrieron noticias sobre los milagros que le atribuían sus seguidores, considerados como prueba de los poderes sobrenaturales de Jesucristo. Esta popularidad, unida a sus acusaciones directas contra la hipocresía moral de los fariseos, acabaron por preocupar a los poderosos del momento.



Jesús fue denunciado ante el gobernador romano, Poncio Pilatos, por haberse proclamado públicamente Mesías y rey de los judíos; si lo primero era cierto, y reflejaba un conflicto de la nueva fe con las estructuras religiosas tradicionales del judaísmo, lo segundo ignoraba el hecho de que la proclamación de Jesús como rey era metafórica, refiriéndose al «reino de Dios» y sin poner en cuestión los poderes políticos constituidos.
Consciente de que se acercaba su final, Jesús celebró una última cena para despedirse de sus discípulos; luego fue apresado mientras rezaba en el Monte de los Olivos, al parecer con la colaboración de uno de ellos, llamado Judas. Comenzaba así la Pasión de Cristo, proceso que le llevaría hasta la muerte tras sufrir múltiples penalidades; con ella daba a sus discípulos un ejemplo de sacrificio en defensa de su fe, que éstos asimilarían exponiéndose al martirio durante la época de persecuciones que siguió.
Jesús fue torturado por Pilatos, quien sin embargo, prefirió dejar la suerte del reo en manos de las autoridades religiosas locales; éstas decidieron condenarle a la muerte por crucifixión. La cruz, instrumento de suplicio usual en la época, se convirtió después en símbolo básico de la religión cristiana.

El Cristo Crucificado de Velázquez
Los Evangelios cuentan que Jesucristo resucitó a los tres días de su muerte y ascendió a los cielos. Judas se suicidó, arrepentido de su traición, mientras los apóstoles restantes se esparcían por el mundo mediterráneo para predicar la nueva religión; uno de ellos, Pedro, quedó al frente de la Iglesia o comunidad de los creyentes cristianos, por decisión del propio Jesucristo. Pronto se incorporarían a la predicación nuevos conversos, entre los que destacó Pablo de Tarso, que impulsó la difusión del cristianismo más allá de las fronteras del pueblo judío.
La obra de Pablo hizo que el cristianismo dejara de ser una secta judía cismática y se transformara en una religión más universal; la nueva religión se expandió hasta los confines del Imperio Romano y más tarde, desde Europa, se difundió por el resto del mundo, convirtiéndose hasta nuestros días en la religión más extendida de la humanidad (si bien se encuentra dividida en varias confesiones, como la católica romana, la ortodoxa griega y las diversas protestantes).

https://www.youtube.com/watch?v=-RdqItR7qFk

 

domingo, 7 de diciembre de 2014

Madre Citas Bíblicas



A continuación una serie de citas bíblicas orientados a la madre:
Ejemplos de amor maternal:

El amor de Agar por su hijo
Génesis 21:16
“y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró”.

La Madre de Moisés
Éxodo 2:3
“Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río”.

La Madre de Samuel
1 Samuel 2:19
“Y le hacía su madre una túnica pequeña y se la traía cada año, cuando subía con su marido para ofrecer el sacrificio acostumbrado”.

El amor de Rizpa por sus hijos
2 Samuel 21: 9, 10
“y los entregó en manos de los gabaonitas, y ellos los ahorcaron en el monte delante de Jehová; y así murieron juntos aquellos siete, los cuales fueron muertos en los primeros días de la siega, al comenzar la siega de la cebada.
Entonces Rizpa hija de Aja tomó una tela de cilicio y la tendió para sí sobre el peñasco, desde el principio de la siega hasta que llovió sobre ellos agua del cielo; y no dejó que ninguna ave del cielo se posase sobre ellos de día, ni fieras del campo de noche”.

La madre en tiempos de Salomón
1 Reyes 3:26
“6Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey(porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo”.

La madre sunamita
2 Reyes 4: 20
“Y habiéndole él tomado y traído a su madre, estuvo sentado en sus rodillas hasta el mediodía, y murió”

El amor inolvidable de madre
Isaías 49:15
“¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti”.

La madre cananea
Mateo 15:22
“Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio”.

La madre de Jesús
Juan 19: 25
“Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena”.
Madres Piadosas

Sara
Génesis 21: 6
“Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo”.

Ana
1 Samuel 1:22
“Pero Ana no subió, sino dijo a su marido: Yo no subiré hasta que el niño sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehová, y se quede allá para siempre”.

Elisabet
Lucas 1:41
“Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo”.

Maria
Lucas 1:46
“Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor”.

Eunice
2 Timoteo 1: 5
“trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también”.

jueves, 27 de noviembre de 2014

BIBLIA


http://www.youtube.com/watch?v=2EhdK_dwvoY


CLASIFICACION DE LOS 66 LIBROS DE LA BIBLIA.
ANTIGUO TESTAMENTO.
LA LEY - 5 Libros (Génesis, Exodo, Levítico, Números, Deuteronomio).
HISTORIA DE LA LEY - 12 Libros (Josué, Jueces, Rut, I y II Samuel, I y II Reyes, I y II Crónicas, Esdras, Nehemías, Ester).
POESIA - 5 Libros (Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantares).
PROFETAS MAYORES - 5 Libros (Isaías, Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel, Daniel).
PROFETAS MENORES - 12 Libros (Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, Malaquías).
 
NUEVO TESTAMENTO.
EVANGELIOS - 4 Libros (Mateo, Marcos, Lucas, Juan).
INICIA LA IGLESIA - 1 Libro (Hechos).
EPISTOLAS PAULINAS - 13 Cartas (Romanos, I y II Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, I y II Tesalonicenses, I y II Timoteo, Tito, Filemón).
EPISTOLAS GENERALES - 8 Cartas (Hebreos, Santiago, I y II Pedro, I, II y III Juan, Judas).
REVELACIONES - 1 Libro (Apocalipsis).
 
 
 

viernes, 10 de octubre de 2014

Discípulos


Discípulo es un término que tiene su origen en un vocablo latino y que sirve para referirse a un individuo que sigue una determinada doctrina.

Para que exista un discípulo (o seguidor) es necesario que exista un maestro (o líder). El maestro le inculca a su discípulo una determinada doctrina, línea de pensamiento o estilo artístico intentando guiarlo en su crecimiento. Esta enseñanza puede hacerse de forma directa: hablando con él y corrigiéndolo cuando su accionar se contrapone a los principios de la doctrina; o indirectamente: a través de sus obras (un discípulo de Goya puede ser alguien que haya nacido en otra época que intente seguir sus pasos, emulando su estilo creativo).

En el habla coloquial suele utilizarse este concepto también como sinónimo deaprendiz, alumno o estudiante. Por ejemplo: “El artista francés está considerado como uno de los principales discípulos de Gerhard Richter”, “El escultor siempre se encarga de resaltar que no tiene ningún discípulo ya que, según afirma, nadie logró captar la esencia de su obra”, “Te presento a mi discípulo: él es el mejor alumno de mi taller literario”.

Como dijimos antes, un discípulo puede estar ligado a una determinada corriente o escuela aunque viva en tiempos posteriores a los vividos por el maestro. En ese sentido se entiende que Albert Camus haya sido discípulo de Friedrich Nietzsche, e incluso que este tuviera muchos discípulos no contemporáneos.

Los discípulos de Jesucristo

Los discípulos de Jesucristo fueron los doce apóstoles  escogidos por el propio Jesús para que lo ayudasen a predicar su palabra y difundir sus ideas religiosas.

Estos primeros discípulos no solo lo acompañaron durante su vida sino que permanecieron a su lado, cumpliendo sus mandatos, después de que Jesús muriera. Entre ellos había dos que eran los que, según se registra en los evangelios, tenían un trato más cercano con Jesús; se llamaban Juan y Pedro. Los diez restantes eran Simón, Andrés, Jacobo, Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo, Tadeo, Simón el cananita, y Judas Iscariote.
Cuando Jesús murió, los discípulos formaron un grupo selecto de seguidores que continuaban divulgando lo aprendido de su maestro. Vivían todos juntos y se los conocía, y así pasaron a la posteridad, como la “Primera Comunidad Cristiana“.

La base fundamental de esta comunidad era la caridad. Todos los bienes se compartían al igual que se compartía la comida y lo cosechado. Eran como una gran familia donde no existían jerarquías y donde todos procuraban poner de su parte para que los demás estuvieran bien. El lema fundamental era trabajar juntos por el bien común a la vez que servían a Cristo, difundiendo su palabra por toda la región. Cabe mencionar que esta primera comunidad también contó con la presencia de María (la madre de Jesús) y María Magdalena.

Esta primera comunidad fue un ejemplo de vida en sociedad, al que muchas ideologías religiosas y no religiosas han intentado igualar. Un caso semejante es el de los Kibuts en las comunidades judías: donde la unidad y el bien común eran el principal sustento de estos grupos. Como caso no religioso podemos nombrar el comunismo, que intentó basarse en esos mismos principios, pero en este caso, el experimento no tuvo resultados positivos.

Pese a lo que narran los evangelios, se tienen muchas dudas respecto a si realmente esta vida tal cual se la describe en ellos fue posible, teniendo en cuenta lo ambiciosa y egoísta de la naturaleza humana.

En la actualidad el concepto de discípulos de Jesús se ha ampliado para denominar a todos los cristianos, por tener en común con esos apóstoles el seguimiento de Cristo y la divulgación de su evangelio.

Es importante tener en cuenta que muchos otros líderes religiosos o espirituales, como Mahoma, Buda o Confucio, también han tenido o tienen discípulos ya que son considerados como maestros o guías.





 
"¿Quiénes fueron los doce (12) discípulosapóstoles de Jesucristo?"
 
La palabra “discípulo” significa “aprendiz” o “seguidor”. La palabra “apóstol” se refiere a “uno que es enviado”. Mientras Jesús estuvo en el mundo, los doce fueron llamados discípulos. Los 12 discípulos siguieron a Jesucristo, aprendieron de Él, y fueron entrenados por Él. Después de la resurrección y ascensión de Jesús, Él envió fuera a sus discípulos para convertirse en Sus testigos (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8). Entonces ellos fueron conocidos como los doce apóstoles. Sin embargo, aún cuando Jesús aún estaba todavía en el mundo, los términos “discípulos” y apóstoles” fueron utilizados indistintamente, mientras eran entrenados y enviados por Jesús.

Los doce discípulos / apóstoles originales están registrados en
Mateo 10:2-4, “Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, Simón el cananita, y Judas Iscariote, el que también le entregó.” La Biblia también nombra a los 12 discípulos / apóstoles en Marcos 3:16-19 y Lucas 6:13-16. Comparando estos tres pasajes, hay un par de pequeñas diferencias en los nombres. Parece que Tadeo también era conocido como “Judas, hermano de Jacobo” (Lucas 6:16) y Lebeo (Mateo 10:3). Simón el Zelote también era conocido como Simón el cananita (Marcos 3:18). Judas Iscariote, quien traicionó a Jesús, fue reemplazado por Matías entre los doce apóstoles (ver Hechos 1:20-26). Algunos maestros bíblicos “invalidaron” a Matías como miembro de los 12 apóstoles, y en su lugar creyeron que el apóstol Pablo fue elegido por Dios para reemplazar a Judas Iscariote como el doceavo apóstol.

Los doce discípulos / apóstoles fueron hombres ordinarios, a quienes Dios utilizó de una manera extraordinaria. Entre los 12 había pescadores, un cobrador de impuestos y un revolucionario. Los Evangelios registran las constantes caídas, luchas y dudas de estos doce hombres que siguieron a Jesucristo. Después de ser testigos de la resurrección y ascensión de Jesús al Cielo, el Espíritu Santo transformó a los discípulos / apóstoles en poderosos hombres de Dios, quienes “trastornaron al mundo entero” (
Hechos 17:6). ¿Cuál fue el cambio? Los 12 apóstoles / discípulos “habían estado con Jesús” (Hechos 4:13). ¡Ojalá se diga lo mismo de nosotros!


lunes, 6 de octubre de 2014

Sufrimientos de Jesús

Pero el Señor quiso quebrantarlo y hacerlo sufrir, y como él ofreció su vida en expiación, verá su descendencia y prolongará sus días, y llevará a cabo la voluntad del Señor. (Isaías 53:10)
Nuestro Señor Jesucristo vino a este mundo a darnos el ejemplo de como tener una relación personal con su Padre, pero principalmente vino a morir en nuestro lugar, derramando toda su sangre para el perdón total de todos nuestros pecados, llegando a recibir nuestro castigo por cada uno de ellos, pasando por un enorme sufrimiento de amor.
Cada castigo, golpe, dolor, sufrimiento que Jesucristo recibió antes y después de su crucifixión nosotros los merecíamos por nuestros pecados, Dios descargo toda su enojo contra el pecador en Jesús, logrando así traer paz y Salvación a todo ser humano que deposite su fe en la muerte y resurrección del Hijo de Dios.
A Continuación te presentamos cada uno de los sufrimientos que padeció el Señor, con el fin de que tu fe crezca y puedas glorificarlo con tu vida:

1. Sufrimientos Físicos:


a) Hematohidrosis:

Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a tierra. (Lucas 22:44)
Es una enfermedad muy rara formada por un exceso de estrés máximo, y es producida mayormente en aquellos que saben que les espera algo gravo como por ejemplo la muerte. La presión arterial es tan grande que logra la ruptura de los vasos capilares mezclándose con las glándulas sudoríparas, logrando así una especie de “Sudoración sanguínea”. Esto le sucedió al Señor, tiempo antes de su arresto.
b)  Golpes y Maltratos:

Los hombres que vigilaban a Jesús comenzaron a burlarse de él y a golpearlo.
Le vendaron los ojos, y le increpaban: ¡Adivina quién te pegó! Y le lanzaban muchos otros insultos. (Lucas 22:64-65)
Jesucristo sufrió mucho departe de sus captores, aparte de que estaba débil por no haber dormido toda la noche debido a los múltiples juicios que le hicieron.
Jesús fue golpeado, abofeteado, insultado y humillado por los soldados que lo arrestaron, incluso dicen otros pasajes que le “mesaban la barba” y eso significa que a la fuerza le arrancaban los vellos de la cara y luego lo escupían.
c) Azotes:

Como quería satisfacer a la multitud, Pilato les soltó a Barrabás; a Jesús lo mandó azotar, y lo entregó para que lo crucificaran. (Marcos 15:15)
Cristo después de ser juzgado en el concilio y ante Herodes, viendo que no había una causa real para matarlo decidieron llevarlo nuevamente ante Pilato, este al no encontrar culpa en Él mando a azotarlo para después dejarlo según el en libertad.

Las torturas romanas realizadas eran terribles, primero desnudaban a la persona en frente de todos y luego unos hombres de una gran fuerza con unos látigos con ganchos de púa azotaban a los criminales, arrancado pedazos de piel y musculo de todas partes del cuerpo, dejando el tejido nervioso al descubierto. Todo esto lo paso Señor.
d) Corona de Espinas:
Le pusieron un manto de color púrpura; luego trenzaron una corona de espinas, y se la colocaron. (Marcos 15:17)

La corona de espinas era un instrumento de dolor muy grande. Se tejían un montón de espinas de los alrededores de Jerusalén (espinas de gran tamaño) en forma de corona y se colocaba en la cabeza, luego lo golpeaban con unos palos para que esta se quedará incrustada en el cráneo de la victima.
También a Cristo le pusieron un manto encima de sus heridas abiertas para provocar mas sufrimiento y después al quitárselo volvía a sufrir porque las heridas se volvían a abrir.
e) Fue desfigurado:

Despreciado y rechazado por los hombres, varón de dolores, hecho para el sufrimiento. Todos evitaban mirarlo; fue despreciado, y no lo estimamos. (Isaías 53:3)
La golpiza que recibió departe de los Judíos y de los romanos fue tan grande que su rostro fue desfigurado. Tantos golpes y azotes en su cuerpo y en la cara lo hicieron irreconocible.
f) Dolor Generalizado:

Como agua he sido derramado; dislocados están todos mis huesos. Mi corazón se ha vuelto como cera, y se derrite en mis entrañas. (Salmos 22:14)
Jesús aparte de los sufrimientos antes mencionados, también sufrió muchos dolores intensos en todo su cuerpo.
Sufrió de Hipovolemia que es la disminución de fluidos sanguíneos en todo el cuerpo, debido a múltiples hemorragias y a gran deshidratación, además de múltiples dolores de cabeza y calambres.
También padeció de Hipertensión arterial la cual es el incremento acelerado de la presión sanguínea arterial, causando que se le estallará el corazón al momento de su muerte, es por eso que al ser atravesado por la lanza salió de el agua y sangre, producto de dicho acontecimiento.
g) Crucifixión:

Lo crucificaron y repartieron su ropa echando suertes. (Mateo 27:35)
La muerte de Cristo fue provocada por su crucifixión. Consistía que después de un castigo severo, a los condenados les tocaba cargar la cruz de madera en sus espaldas con sus heridas abiertas (enterrándose astillas en el cuerpo) en una larga trayectoria hasta el lugar donde sería crucificado.
El dolor era muy grande, primeramente lo recostaban con sus heridas abiertas en un suelo pedregoso y después en la madera con un enorme martillo les enterraban unos clavos de un gran tamaño en la muñeca de la mano, logrando paralizárselas. Después juntaban sus piernas y le insertaban un gran clavo en medio de sus tobillos.
El tiempo necesario para alcanzar la muerte va de horas hasta días, dependiendo exactamente del método usado, el estado de salud de la persona crucificada y circunstancias ambientales, Jesús falleció en 3 horas. Los crucificados tenían dificultad para respirar, pero experimentaban un dolor e incomodidad que crecía rápidamente.

2. Sufrimientos Emocionales:


 la-pasion-003
Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca. (Isaías 53:7)
Jesús aparte de sus dolencias físicas, también experimento dolores emocionales, tales como:
  • El rechazo y burla de su Pueblo Israel
  • La angustia por sus sufrimientos físicos
  • El abandono de sus discípulos
  • La traición de Judas
  • Fue desnudado en público
  • Ver a su madre verlo morir entre muchos otros

3. Sufrimientos Espirituales:



Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. (Isaías 53:5)
Los sufrimientos físicos y emocionales de Jesús no se comparan en nada con los Sufrimientos Espirituales que padeció, estos son los que hacen posible la Salvación del hombre.
  • Cristo experimento la soledad del Infierno en la tierra al ser convertido en pecado para dar muerte al pecado de la humanidad, es por eso que el Padre lo abandono momentos antes de ser crucificado para que pudiera lograr la redención final. (Mateo 27:46)
  • Cristo soporto todo el peso de la ira de Dios contra el pecador en su cuerpo al ser castigado y molido por culpa de nuestros pecados. El tomo el trago amargo que era sufrir la condenación que merecía la humanidad y así lograr dar vida eterna a todo aquel que confié en su sacrificio. (1Juan 2:2)


¿Porque Sufrió el Señor?


1. Jesús sufrió en tu lugar para salvarte del Infierno:
Si así fuera, Cristo habría tenido que sufrir muchas veces desde la creación del mundo. Al contrario, ahora, al final de los tiempos, se ha presentado una sola vez y para siempre a fin de acabar con el pecado mediante el sacrificio de sí mismo. (Hebreos 9:26)
Todos por nuestro pecado estábamos condenados al Infierno, mas Cristo tomo nuestro lugar en la cruz para salvarnos de tal horrible destino al solo tener fe en su nombre.
2. Jesús sufrió para comprarte como esclavo:
En efecto, habiendo sido liberados del pecado, ahora son ustedes esclavos de la justicia. (Romanos 6:18)
Antes éramos esclavos del pecado, mas ahora que hemos aceptado a Cristo como nuestro Salvador somos esclavos de la justicia de Dios, por lo tanto ya no debemos vivir como queramos, sino como a nuestro Señor le agrade.

Conclusión:



Por lo tanto, le daré un puesto entre los grandes, y repartirá el botín con los fuertes, porque derramó su vida hasta la muerte, y fue contado entre los transgresores. Cargó con el pecado de muchos, e intercedió por los pecadores. (Isaías 53:12)
Jesús sufrió exageradamente por amor. Dios te amo tanto que envió a su Hijo al mundo para perdonarte todos tus pecados pasados, presentes y futuros con su Sangre derramada.
Cristo resucitó de la muerte y puede darle Salvación eterna a todo aquel que se arrepienta de sus pecados y crea este mensaje de corazón.
Su amor y su Gracia no tienen limites ¡Vive por Cristo hoy y da gracias a Dios por tan enorme sacrificio hecho!

jueves, 25 de septiembre de 2014

Padre-Nuestro





,
 
La oración del Señor es uno de los rezos más famoso-del mundo-conocidos de memoria por cientos de millones de personas. Según San Lucas 11:1, Jesús enseño esta oración a sus discípulos en "un lugar" cerca de Jerusalén
.



La oración del Señor -   

 

Hoy la iglesia Pater Noster (“Padre nuestro” en Latín) se encuentra en el lugar donde Jesús hizo su famosa solicitud a Dios: " El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy".

Las palabras originales que Jesús uso eran en Hebreo o Arameo. Es muy probable que la expresión original que uso era “lejem jukenu", quizás como referencia al "pan necesario" en Proverbios 30:8. Por tanto, lo que Jesús quiso decir originalmente fue "danos la porción adecuada de pan cada día". Cuando los evangelistas tradujeron esta frase a griego, acuñaron una palabra nueva: epiousia, que no aparece en ninguna otra parte del Nuevo Testamento.

Es una palabra compuesta de epi (sobre) y ousia (el ser) – que podría significar algo similar a "Lo necesario para existir". Así que, cuando recitamos  la Oración del Señor y decimos "el pan de cada día" no es una traducción mala, más bien unidimensional. No trasmita el sentido de extrema necesidad, la idea que dependemos de esta porción de pan para obtener vida.